jueves, 14 de febrero de 2013

Inesperadamente se va el papa




INESPERADAMENTE SE VA EL PAPA

Inesperadamente se va el papa,
pero queda la mama con el niño
y no le faltará todo el cariño
que de su corazón siempre se escapa.

Inesperadamente deja el mapa,
y si se quiere ir yo no le riño,
pues con su corazón blanco de armiño
le queda su mamá que es la más guapa.

Inesperadamente pone fin
a su aburrido y típico sermón,
su marcha por lo tanto suena bien

a quien ya estaba harta del esplín;
no quedará su hogar sin religión,
si es la del corazón feliz... ¡Amén!

Jesús María Bustelo Acevedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario