martes, 5 de febrero de 2013

¡Ay, Señor!




AY, SEÑOR

Ay, Señor del Infinito de mi Ser,
donde todo es Paz;
mi razón jamás pudiera concebir
tanta Libertad.
Allí todo es Amor y Verdad
por Tu Voluntad.

Jesús María Bustelo Acevedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario